Hoy en día es fundamental que una empresa tenga constituido un banco de imagen de alta calidad que le proporcione una fuente fotográfica para transmitir en todo momento su identidad corporativa y reflejar sus valores institucionales

Cada empresa tiene sus propias características y normativas de imagen. Las personas que conforman la empresa proyectan a cada organización un carácter único, constituyendo así su identidad. Hay empresas más formales, otras más creativas e informales. En cualquier caso, cuando un fotógrafo enfrenta la tarea de realizar fotografías corporativas, debe reflejar con su lente ese carácter único de la organización y cuidar especialmente que la imagen de la empresa sea resaltada y respetada.

Estos mismos criterios aplican cuando se trata de profesionales en libre ejercicio, artesanos, artistas o pequeños empresarios, tales como: diseñadores gráficos, diseñadores de moda, chefs, entre otros.

Desde el punto de vista técnico, la fotografía corporativa implica importantes retos, especialmente en el campo de la iluminación. Para poder captar la esencia de lo que ocurre en los espacios de trabajo, respetando o recreando las condiciones del entorno, deben utilizarse por lo general luces de apoyo y equipos fotográficos de gama alta, sobre todo cuando la fotografía se realiza en interiores. El sujeto y su contexto cobran gran importancia.

Igualmente es de considerar que las fotografías finales debe ser muy versátil y darle a la empresa la oportunidad de utilizar las imágenes en diversos formatos digitales e impresos: folletos, página web, carteleras, memorias corporativas e igualmente para las actuales redes sociales.

En estudio f1.4 nos hemos especializado en este tipo de trabajo, incluyendo fotografía en espacios de trabajo, a ejecutivos y actividades laborales diversas, fotografía editorial, actividades de responsabilidad social y eventos corporativos tales como: conferencias, fiestas, talleres, seminarios, reuniones, conciertos, entre otros.

Contratar la producción de fotografías corporativas de alta calidad, es una inversión fundamental hoy en día para las empresas. Un buen banco fotográfico, con imágenes profesionales y de alta calidad, es un activo imprescindible para el posicionamiento de cualquier marca; especialmente en un mundo en el que cada vez más las personas saben valorar una buena imagen fotográfica.

Pin It on Pinterest

Share This