¿Cómo una idea puede traducirse en un marca exitosa? ¿Acaso quién desea dedicar gran parte de su tiempo y esfuerzo en algo que puede no funcionar? Aún conscientes del riesgo, ¿cuáles aspectos básicos debemos considerar para garantizar una marca exitosa en contextos de crisis?

No hay atajos. Y la motivación por sí sola no es suficiente. Llevar una idea al estatus de emprendimiento pasa por consolidar una marca exitosa, que no es igual a un nombre melodioso ni a un atractivo slogan. Se trata de desarrollar una noción integral que abarque elementos como innovación, invención e importantes dosis de planificación, destinados todos a tributar a un solo lugar: la identificación de un producto o servicio. No hay secretos, y por eso compartimos 04 recomendaciones básicas para construir una marca exitosa.

01. Organízate

Transforma esa iniciativa rudimentaria (ya sea una idea, experiencia o alguna inquietud) en un conjunto de aspiraciones y propósitos indispensables que te permitan ir simplificando el impulso creativo. No te limites solo focalízate. Para tener una marca exitosa lo importante es diseñar poco a poco una ruta de acción para definir una estrategia consistente, sobre la base de tus propios intereses, prioridades y metas. Convendría, en este momento, comenzar a pensar en ¿qué cosas hago mejor que la mayoría de la gente?; ¿qué valores me interesa diferenciar del resto?; ¿cuál es el medio en el que me siento más a gusto?; ¿cuáles son los recursos disponibles para materializar mi idea? Acompaña toda posible respuesta con un criterio de jerarquización, definiendo lo fundamental para tu marca y subordinando el resto.

02. Indentifícate

Una marca exitosa está provista de características dinámicas que transmiten emociones claras y mensajes concisos, con la finalidad de ser relevante y visible en un entorno homogéneo y altamente competitivo. Por ello, no dudes en proyectar cualidades y fortalezas personales a tus iniciativas; porque toda experiencia de emprendimiento es un proyecto aspiracional. Crea empatía y personaliza tus elecciones, asignando rasgos distintivos y carácter singular a la identidad de tu marca. Aviva tú creatividad y piensa en paleta de colores, tipografía, logotipo, iconografía y cualquier elemento que sirva para destacar tu propuesta y garantizar una verdadera marca exitosa.

03. Comunícate

Toda marca exitosa es una marca que sabe comunicar su mensaje. El contenido generado y las plataformas utilizadas para su difusión pueden significar la diferencia de liderazgo frente a la competencia. Teniendo en la presencia en línea, a través de las redes sociales y de la web, un lugar privilegiado. De este modo, la identidad debe estar acompañada de una estrategia de posicionamiento que visibilice lo que pretendemos comunicar y los medios que usamos para ello. En este caso internet es la vitrina del alma de cualquier marca exitosa. Por ello es esencial no escatimar en esfuerzos que permitan extender los horizontes de interacción y difusión de nuestros servicios y productos. Atrévete a dialogar en 2.0.

04 Vincúlate

Aprende a crear redes de intereses, fomenta comunidades de seguidores y se un entusiasta del intercambio de experiencias con otras marcas de tu sector. Individualmente aprendemos pero solo crecemos en comunidad. Asimilarlo te ayudará a segmentar los públicos y perfiles que te interesan abordar, potenciando las fortalezas de tu marca y mejorando aquellos aspectos que requieren reinventarse.

Convierte ese deseo de una marca exitosa en una realidad tangible. Lo importante es tomar la decisión de forma planificada y creativa. Si apenas te encuentras en fase de concretar la idea o estás desarrollando tu emprendimiento y sientes que no logras convertirlo en una marca exitosa, nunca temas indagar con expertos y conocedores de la materia. Consulta un profesional que te apoye a gestionar tus inquietudes e impulsos creativos hasta lograr concretar tu propia marca exitosa. ¡Atrévete!

Pin It on Pinterest

Share This